Para residir o como inversión

Promotores uruguayos buscan que argentinos puedan pagar cuota de compra de inmuebles con tarjeta.
Más de 500 argentinos siguieron videoconferencia donde promotores privados contaron sus estrategias para atraerlos y que inviertan para obtener una renta o para vivir en Uruguay.

Casi en forma simultánea a que el presidente Luis Lacalle Pou dijera ayer en una radio argentina que el país tiene “vocación de recibir migración”, se
desarrolló un evento virtual titulado “Oportunidades inmobiliarias en Uruguay”, donde agentes del sector y asesores de inversión ratificaron el interés creciente que hay por parte de ciudadanos vecinos de comprar inmuebles o campos de este lado del Plata -para obtener renta o para mudarse-.

En vistas de eso, los operadores locales piensan distintas estrategias para que ese interés de los argentinos se concrete. Entre las principales novedades
expuestas ayer, están la creación -en contacto con el Ministerio de Relaciones Exteriores- de un listado que da prioridad para iniciar los trámites
de residencia en Uruguay postpandemia, y la gestión con la empresa Visa para que se habilite a pagar cuotas inmobiliarias con tarjetas argentinas.

Para dimensionar las expectativas, el presidente de la Cámara Inmobiliaria, Wilder Ananikian, proyectó que el segundo semestre “será el mejor en los
últimos tres años”, cuando hace unos meses se creía “que el 2020 iba a ser un año perdido”.

Destacó que hay una oferta variada de productos para los extranjeros que quieran invertir en inmuebles, y que más allá de los argentinos se reciben
“consultas de brasileños y chilenos”. En el caso de los primeros, Ananikian señaló que “la diferencia es que antes miraban (inversiones en Uruguay) para
renta y ahora también como futura vivienda propia”.
En línea con ese interés, el CEO de la constructora local Stiler, Marco Taranto, destacó que todo cliente que adquiera una propiedad en la torre Joy
Montevideo -aún en construcción en Pocitos, que albergará 197 apartamentos en 28 pisos-, “tiene incluido el servicio para tramitar la residencia fiscal (a
través de un estudio especializado) y para la mudanza y relocalización”.

Taranto manifestó que “hoy Uruguay es un destino de inversión”, y en particular “el sector de real estate (propiedades inmobiliarias) que siempre
fue un refugio de valor, más ahora con las tasas (de interés internacional) por el piso”. Además, pensando en comprar para alquilar, dijo que “hay un cambio en el número de hogares en Uruguay, que viene creciendo año a año por las separaciones y la rápida independencia de los jóvenes”.

Por su parte, Alejandra Covello -directora de Covello International-, empresaria inmobiliaria argentina radicada en Punta del Este, señaló que el balneario sumó “otros atractivos” que ampliarán la demanda fuera de temporada.

Mencionó la obra del Centro de Convenciones, la instalación de nuevos colegios y “la consolidación de un plan de ciudad universitaria”, así como la
expansión del aeropuerto de Laguna del Sauce. “Se está armando un cocktail muy especial que llevará a un crecimiento natural de la ciudad. Hoy Punta del Este tiene rentabilidad y una variedad de productos (inmobiliarios), cuyos precios están 20% abajo por la crisis y es una oportunidad. Si uno compra como inversión genera una renta anual en dólares del 4%, porque es el balneario más prestigioso de Latinoamérica y solo con el alquiler de enero se cubren todos los gastos e impuestos”, expresó Covello.

Mientras que Ananikian utilizó un ejemplo ocurrido en este balneario para mencionar un plan que tienen los promotores locales. “Como lo hacen con el
pago de expensas en Punta del Este, estamos tratando de implementar que las tarjetas de crédito sirvan para que puedan pagar cuotas (de inmuebles) que compren”, comentó.

Consultado por El País, el presidente de la Cámara Inmobiliaria informó que se hizo un planteo a VisaNet -representante local del sello Visa- y aún se aguarda una respuesta. Aclaró que esto “no es para comprar una unidad, sino para la cuota automática” que surge de la financiación del inmueble. En el caso del pago de gastos comunes, la tarjeta carga un extra de 4,5%.
Además, Ananikian dijo que se han hecho reuniones con bancos para que permitan a los argentinos abrir cuentas vía Internet. Hoy día tienen disponible
esta opción el Heritage, Itaú y el Banco República desde el año pasado permite “abrir una cuenta en Argentina, sin tener que venir acá”, detalló.
Campos.
El director de la inmobiliaria Toribio Achával, Carlos Decurnex, habló de  las oportunidades de inversión en Colonia y en el agro. Dijo que ya recibió
consultas de argentinos “con intención de invertir” y otros que quieren mudarse “por un tema de estilo de vida”. Un campo uruguayo sin trabajarlo les puede brindar “una proyección de renta anual” de 3%. Añadió que hay opciones a nivel ganadero, agrícola, forestal y arrocero.

Vista aérea de campo en San José. Foto: Archivo El País Ya hay anotados para tramitar la residencia El contador Ricardo Domínguez de Rica Consultores dijo al exponer en el evento que los argentinos miran hacia Uruguay por variados factores: “seguridad jurídica, estabilidad económica, régimen tributario simple, libre disponibilidad de divisas, una residencia legal y fiscal accesible y el tax holiday (exoneración de impuestos por activos en el exterior durante algunos años) para extranjeros”.  Explicó que el interés se divide en “dos perfiles”: quienes pretenden invertir en Uruguay para obtener una renta y quienes desean mudarse. En el caso de los primeros -detalló en diálogo con El País-, Uruguay les ofrece una rentabilidad “atractiva” en dólares de entre 4% y 5%, unas dos veces y media más que lo que obtendrían por alquilar una vivienda en su país.

En el segundo grupo hay argentinos que ya son propietarios de inmuebles en Uruguay y otros que desean comprar, y todos comparten una necesidad:
obtener la residencia permanente en el país y así poder concretar la baja fiscal en Argentina.
Domínguez señaló que el trámite más rápido y con “menos requisitos” para eso  es “la residencia legal en Uruguay por Mercosur”, que puede gestionarse en el consulado del país en Buenos Aires.
Por el momento no hay atención con motivo del coronavirus, pero “se generó una lista de turnos para que (los argentinos interesados) tengan prioridad para cuando arranque el trámite”. Rica Consultores ya tiene un centenar de clientes anotados en ese listado, a los que deben sumarse los registros de otros estudios que ofrecen el mismo servicio. El trámite suele demorar unos seis meses desde que se inicia.
El documento uruguayo facilita a los argentinos los “trámites bancarios para abrir una cuenta, realizar negocios jurídicos, contratar servicios de forma más fácil y generan un vínculo de residencia con Uruguay (condición relevante en caso de haber dudas sobre en qué país debe tributar)”, concluyó Domínguez.

Foto: Ricardo Figueredo

Para residir o como inversión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *